Un nuevo diciembre

Hace un año para estas fechas en lugar de sentir alegría porque entraba el mes más bonito del año, sentía tristeza al ver que se terminaba el 2014 y que aun no había alcanzado mi sueño de renunciar y tener la libertad que tanto quería.

Recuerdo la primera semana de diciembre… estuve a punto de colgar los guantes porque me decía internamente…  todo lo que he hecho parece no tener resultados.

Luego pasó un acontecimiento que me hizo cambiar de opinión. Perdí a una amiga muy cercana y en esos momentos difíciles, me di cuenta que la vida se nos va en un segundo y cuando menos lo imaginamos; por eso entendí que a mi también me podía pasar  y no podía darme el lujo de rendirme a la mitad del camino,  porque aunque antes pensaba: “igual tengo una vida por delante“, pero entendí que no tenía el control de que así fuera, así que debía tomar acción enseguida porque realmente no sabía cuanto tiempo estaría con salud y vida para lograr lo que yo quería.

Este momento de crisis me hizo despertar y darme cuenta que tenía que disfrutar cada etapa de mi vida. Mi  transición, mis comienzos, mis avances y luchar con más intensidad para conseguir lo que en el fondo de mi corazón anhelaba.

También aprendí que mi estado de ánimo, mi cansancio, abrumamiento y tristeza se reflejaba en los avances de mi emprendimiento y me frenaba en tener los resultados que quería….

Fue entonces a finales de mes cuando decidí comenzar de nuevo.

Cuando todos pensaban solo en fiestas familiares, intercambios de regalos, comidas ricas y en Navidad, yo pensaba en mi futuro, en mis sueños, en lo que quería lograr. Y me puse manos a la obra.
Allí decidí comenzar mi entrenamiento de Coaching para comenzar a transformar mi vida en todo sentido y luego ayudar a otras mujeres a que lograran hacer lo mismo.

Por eso si hoy te encuentras en esta situación donde estás a punto de renunciar a tu sueño hoy quiero decirte lo siguiente:

1. Todo en la vida es pasajero.
2. Lo que siembras hoy lo cosecharás en el tiempo que tenga que darse.
3. Hay que tener paciencia en el camino.
4. Siempre ten fe en ti y en tu proyecto aunque otros no crean en él.
5. Nunca te rindas si realmente sientes en el fondo de tu corazón que tu idea vale la pena.
6. El proceso de empezar de cero puede parecer abrumador pero al final entenderás que te ayudará a crecer como persona.
7. Haz las cosas con amor y disfruta tu camino, cuando menos pienses estarás en la meta.

Un año después doy gracias a Dios por haber empezado de nuevo, porque si me hubiese quedado en el drama hoy no estaría viviendo de mi pasión, con la libertad que tengo y tampoco estaría ayudando a que otras mujeres a que hagan lo mismo. ¡Tu también puedes hacerlo!

Saca el mejor provecho de este mes porque aunque pareciera y todo el mundo lo diga… todavía no se ha terminado el 2015.

 

Si necesitas acompañamiento y guía en tu proceso de emprender, todavía tienes 3 días para apuntarte a mi programa de Coaching y Mentoring: Adiós a los Tacones 

<<<<<< ULTIMAS APLICACIONES AQUÍ >>>>>>>

 

Te deseo lo mejor desde el fondo de mi corazón.

 Un abrazo,

FirmaMariaLorena4

 

 

 

 

 

 

 


Soy la niña de los ojos de Jesús y María, esposa, mamá, emprendedora y profesional panameña. Estudié Publicidad y Marketing e hice un Máster en Barcelona, en Dirección de Marketing. Además me encanta todo lo que tenga que ver con Creatividad, Arte y el Diseño Gráfico. Tengo más de 10 años de experiencia profesional en la rama de Marketing y en los últimos años he entrado en el mundo digital que me apasiona.

Deja tu comentario

*

1 comment

  1. Julia

    Maria Lorena, gracias por este artículo tan inspirador! Ha llegado justo el día que más lo necesité. Me encanta leer tus reflexiones tan personales y reales 🙂 Gracias por estar ahí, al otro lado del océano… Un abrazo!

Proximo Articulo5 Pasos para comenzar el 2016 con propósito