Mentalidad de la Escacez vs Mentalidad de la Abundancia

En mi artículo de la semana escribí la primera parte de este tema, si no lo has leído te invito a hacerlo aquí:

La abundancia: una mentalidad desconocida.

Espero que puedas empezar a vivir una vida en abundancia a partir de ahora pero para eso se requiere lo siguiente:

  • que conozcas un poco más del tema
  • que empieces a cambiar tus hábitos relacionados al pensamiento y manejo del dinero.
  • define cómo quieres que sea tu relación con el dinero a partir de ahora y trabaja para que puedas lograrlo paso a paso.

Lo primero que tienes que hacer es revisar la mentalidad que tienes acerca del dinero y evaluar si tienes una mentalidad de escacez o de abundancia.

 

Un poco de mi historia con el dinero….

Para contarte un poco de mi antigua historia con el dinero, aprendí desde chica a ser medida con el dinero y me sentía súper mal cada vez que gastaba en algo porque en mi cabeza pensaba que tener dinero te corrompía. Siempre buscaba lo más económico sin tomar en cuenta otras cosas como la calidad de las cosas y si realmente me gustaban, compraba solo por precio. No me importaba gastar en cosas más caras para los demás, pero conmigo era demasiado barata.

 

Todo cambió cuando empecé a invertir en mi y en programas de alto nivel para empezar mi desarrollo como emprendedora con mis mentoras.

 

  • Vi el valor y el impacto que empezó a tener en mi vida personal gastar sumas considerables de dinero en mi. Aumentó mi seguridad, aprendí a no ser tan tacaña con el dinero y a cambiar mi historia y la mentalidad que había tenido por 30 años…

 

  • Entendí que el dinero no es un obstáculo como pensamos y que si queremos lograr algo podemos buscar maneras creativas de generarlo y cumplir nuestros objetivos.

 

  • Empecé a leer sobre la abundancia y temas relacionados: Wealth consciousness – en inglés, en español – Conciencia de la riqueza.

 

  • Me di cuenta que la Biblia está llena de promesas de prosperidad y empecé a experimentar abundancia en: mi interior, mi familia, en lo que tenía, en la naturaleza y en toda la creación.

 

  • También empecé a ser más responsable con el dinero, me interesé por empezar a tener hábitos financieros (que eran nulos) y cuidarlo pero a la vez utilizarlo sin remordimientos cuando quería algo o necesitaba comprar cualquier cosa.

 

  • Perdí el miedo de pensar en cosas que quería y en el momento no podía pagar (sueños), hablar del dinero,  o de cobrar lo justo por mi trabajo, porque ahora entiendo que cuando nos pagan por un servicio es un intercambio, no es que le quito dinero a alguien ya que las personas toman la decisión de obtener lo que yo les brindo.

 

Te confieso que no es una tarea fácil  este cambio de hábitos y mentalidad, aunque apenas estoy comenzando veo que ha ido teniendo resultados. Quizás todavía no en grandes sumas de dinero, pero si en una actitud diferente que me da más: tranquilidad, seguridad y confianza de que cada día podré tener más abundancia en mi vida.

 

 

  1. Características de la mentalidad de escacez vs Abundancia

 

Hace algún tiempo cuando vi un cuadro parecido al que comparto contigo ahora, me asusté al darme cuenta que  mi perfil era 99.99% de escacez = pobreza.

Eso me hizo entender mi situación financiera de algunos momentos de mi vida y también me dio un empujón para querer y trabajar en moverme, hacia el cuadrante de la derecha.

Mentalidad-Escacez-vs-Abundancia-Mama-sin-Tacones 

Si te das cuenta en la comparación de arriba, no aparecen actitudes y pensamientos enfocados en términos financieros solamente, sino también en actitudes personales.

Conclusiones rápidas del cuadro..

  • Muchas personas con dinero puede que tengan mentalidad de escacez.

 

  • Trabajar para erradicar nuestra mentalidad de escacez nos ayuda a tener mejores relaciones, a ser más positivos y a vivir más nuestra vida alejados del miedo y a tener mejores resultados.

 

  • Trabajar nuestra mentalidad de abundancia nos ayuda a ser agradecidos con Dios y a tener más fe.

 

  • Con una mentalidad de abundancia podemos utilizar nuestros talentos para impactar el mundo .

 

  • Tener una mentalidad de la abundancia nos hace compartir con otros, ayudar a más personas y a generar más ingresos ya que no tenemos miedo a cobrar por lo que valemos.

 

¡Ahora que ya conoces del tema, no detengas tus sueños por el dinero!

 

Si tienes miedo del futuro, a la inestabilidad económica y no emprendes porque sólo piensas: no podré pagar mis cuentas el día que esté 100% dedicada a mi negocio, convéncete primero que sí podrás lograrlo y que Dios siempre se manifestará en tu vida con su divina providencia.

 

Yo me detuve casi un año por este mismo temor, hasta que encontré la guía de mi mentora que me ayudó a comenzar de cero y desarrollar mi negocio con una estructura sólida.

De esa manera me sentía más segura para tomar acción, di los primeros pasos, empecé a ver resultados graduales que me indicaban que iba por buen camino y bajó mi ansiedad. Tuve más confianza en mis capacidades y más fuerzas para seguir adelante y dejar mi trabajo corporativo, sabiendo que allá afuera hay oportunidades para todos y hay bienes ilimitados en el mundo.

 

Claro que no es fácil al principio y el dinero no cae del cielo, tenemos que trabajar para conseguirlo, pero te aseguro que todo lo que siembras vas a cosechar y que las inversiones que hagas se verán recuperadas en su debido momento.

 

Si tienes un plan y las estrategias adecuadas verás también en su debido tiempo, los resultados que esperas en tu cuenta de banco, además de sentirte feliz y realizada por lo que vas alcanzar, así sean pocas cantidades de dinero y luego éste vaya incrementando.

 

Para que puedas poner en práctica todo lo que escrito debes hacer la tarea de abajo empezar hoy a trabajar en este aspecto, que es imprescindible si quieres emprender y triunfar.

 

Tarea:

  1. Identifica en qué cuadro te encuentras. De la escacez o de de la abundancia.
  2. Empieza a cambiar tus hábitos y lee frecuentemente del tema.
  • Te recomiendo el libro de Napoleón Hill – Piense y Hágase Rico.
  1. Encuentra en la Biblia las promesas que Dios ha hecho acerca de la abundancia y cree en ellas.
  • Lee ahora – Mateo 6, 26-34 que habla de la providencia divina.

 

Si quieres comentar acerca del tema puedes compartir tus reflexiones abajo con confianza. 

 

Un abrazo,

FirmaMariaLorena4

 

 

 

 

 

PD. ¿Necesitas ayuda para cambiar tu mentalidad de escacez y comenzar un emprendimiento con el pie derecho?

Te ayudo a cumplir tus objetivos para que te conviertas en una mamá emprendedora a tiempo completo y puedas cumplir tu sueño de renunciar a tu trabajo corporativo, ser libre y tener más tiempo para ti y tu familia 🙂

Mi programa de Coaching en el cual te ayudo a cumplir tus objetivos, cerrará en las próximas semanas y no abrirá hasta mediados de 2016. Si estás 100% decidida no esperes más ya me quedan pocos cupos. Aplica aquí.

 

 

 


Soy la niña de los ojos de Jesús y María, esposa, mamá, emprendedora y profesional panameña. Estudié Publicidad y Marketing e hice un Máster en Barcelona, en Dirección de Marketing. Además me encanta todo lo que tenga que ver con Creatividad, Arte y el Diseño Gráfico. Tengo más de 10 años de experiencia profesional en la rama de Marketing y en los últimos años he entrado en el mundo digital que me apasiona.

Deja tu comentario

*

Proximo ArticuloLa experiencia de una triatleta aplicada al camino del emprendimiento