Me cansé de las historias fantásticas

¿Te has puesto a pensar que ahora las vidas de todo el mundo parecen de una historia fantástica de telenovela? Claro, porque es más fácil mostrar la mejor cara (sin arrugas) a través de los filtros de Instagram, tomándose decenas de selfies  para subir la mejor y seleccionando “fotos perfectas” para subir a las redes sociales, donde todo lo que aparece es amor y felicidad.

Así como las imágenes muchas veces pasa con las historias de personas que tienen éxito, de celebridades, artistas y gente importante.

A veces este tipo de fotos en redes sociales o la “imagen” que mostraban personas en la calle me hacían sentir que me “faltaban cosas para llegar hasta donde ellos estaban” o que ellos eran más felices que yo…

ERA TOTALMENTE FALSO.


También estuve mucho tiempo leyendo historias  de triunfo de gente que admiraba para inspirarme y te confieso que a veces me generaban lo contrario.

 

Porque me empezaba a comparar inconscientemente mi camino con los de la gente que veía o leía  y esto me generaba  mucha frustración personal y profesional.

Un día decidí dejar de mirar alrededor y enfocarme en mi desarrollo y en mis objetivos porque ME CANSE DE LAS HISTORIAS FANTASTICAS y me di cuenta que debía DISFRUTAR MI PROPIO CAMINO Y MIS ETAPAS.

Esto para mi fue liberador porque empecé a encontrar mi verdadero yo y a alzar mi verdadera voz y mi propio mensaje.

Porque me di cuenta que yo también escribía solo la parte linda de las historias, como lo hace todo el mundo.

De allí realicé que como mi pasión es ayudar a que otras mujeres a que cumplan sus sueños tenía que ser transparente; aunque no fue fácil abrirme empecé a hacerlo y he visto cómo decir las cosas a “calzón quitado” ayudaron y ayudan a otras mujeres a ver que:

Cada una tiene su propia historia, diferentes situaciones de vida y que aunque aparezcan dificultades son parte del camino y que siempre se puede encontrar una salida.

COMO ME CANSÉ DE LAS HISTORIAS FANTÁSTICAS…

También he tenido que olvidar algunas estrategias de mi carrera (de marketing) que son obsoletas para poder aportar  valor real a mis clientes y a toda la comunidad de Mamá sin Tacones.

¿Cómo cuales? Me rehuso a ofrecer mis servicios o recomendar a alguna cliente a  vender sus productos o servicios como “el mejo único y/o mejor del mercado” “como el más fantástico” o “de la mejor calidad”…

Todo el mundo sabe que eso es bulls%&%/t y de seguro ya nadie se lo cree.

Por eso yo no me vendo como-  la más experta, la mejor del mercado ni la guru en los negocios… pero si te diré que amo mi trabajo, amo ayudar a la gente y mis clientes tienen resultados, soy humana, cometo errores, a veces gano, a veces pierdo, me estrello, me caigo pero siempre me levanto, porque mi pasión y mi motivación que es mi familia es más fuerte que mis dificultades o las piedras de mi camino.

SOMOS HUMANOS, SOMOS REALES
NO MIRES A LOS LADOS, NO CREAS EN FANTASÍAS, ENFÓCATE EN TU CAMINO Y PÁ LANTE.

Por eso sigue adelante a pesar que veas que todo a tu alrededor es perfecto y piensas que tu vida es un desastre.

Te recomiendo que para que puedas realizar una transformación personal y en tu negocio empieces a:


1. Vivir tu hoy


2. Sacarle la parte positiva a todas las etapas de tu camino


3. Perseverar día a día y enfocarte en las cosas realmente importantes


4. Confiar en Dios que su tiempo es perfecto


5. Volver a Empezar cuando las cosas no funcionen

 

Estas son las actitudes que trato de enfocarme siempre que aparece algún momento retador en mi trayecto.

 

Comparte en los comentarios si también te has dejado “desinflar” por historias fantásticas y cuál es tu opinión al respecto.

Un abrazo,

FirmaMariaLorena4

 

 

 

 

 Ayudo por medio del Coaching y Mentoring a  mamás  hispanas decididas al cambio, a vivir de su pasión y a lograr la libertad de tiempo y económica que sueñan, para disfrutar al máximo su vida y su familia.Maria Lorena


Soy la niña de los ojos de Jesús y María, esposa, mamá, emprendedora y profesional panameña. Estudié Publicidad y Marketing e hice un Máster en Barcelona, en Dirección de Marketing. Además me encanta todo lo que tenga que ver con Creatividad, Arte y el Diseño Gráfico. Tengo más de 10 años de experiencia profesional en la rama de Marketing y en los últimos años he entrado en el mundo digital que me apasiona.

Deja tu comentario

*

9 comments

  1. JulietaArango.com

    Si, Si! Hay que amarse como uno es y confiar “que estoy en el lugar correcto, en el momento preciso” =)

  2. MichelleMartinelli

    Primera vez que leo tu blog. Me encanto!!! Claro el mensaje, y en verdad es así

  3. Gina Della Togna

    Super cierto Merry!! Creo que a todos nos pasa de una u otra manera! Super proud! Te quiero muchote!

  4. Leydi johana

    Desde niña me educaron a ver ejemplos de vida de personas cercanas a mi para no llegar a cometer sus errores, y fue bueno en algunos casos, ahora pienso que aveces hay que tomar riesgos que nos ayuden a tener una mejor calidad de vidad aunque tengamos tropiezos en el camino, siempre mirar hacia delante

    • Así es Leydi, nunca está de más ver los ejemplos positivos de otras personas para inspirarnos y también aprender de sus errores, pero siempre teniendo en cuenta que somos únicos y debemos vivir nuestro camino 😉

  5. liliana

    Lorena comparto mucho de lo que mencionas en tu blog….la verdad es q de un tiempo a esta parte ando con una disyuntiva….actualmente trabajo en la industria farmaceutica y hace como un año que decidí apostar por las redes de mercadeo….me parece genial la idea de alcanzar libertad financiera pero hay ideas q no comparto como el hecho de mostrarse puro positivismo cuando en verdad no somos seres perfectos….en camino de mejorar es cierto pero con muchas equivocaciones en el camino….el pto es q tengo unas ganas locas de dedicarme del todo a desarrollar mi red y renunciar a mi actual trabajo y además xq también me fascina la idea de entrenarme en coaching para ayudar a otros a potenciar su desarrollo personal y profesional….ayudame a salir de esta parálisis para tomar la mejor decisión….Gracias!!!!

Proximo Articulo¿Eres visible o invisible?