¿No tienes tiempo? Te enseño 6 prácticas que te ayudarán a sacar de tu mente esa excusa.

¿Te suena familiar sentirte que no tienes tiempo de ir ni al baño? Me ha pasado cientos de veces, pero desde hace unos años hice algo que me ayudó muchísimo: Cambié mi mentalidad. Pasar de pensar de: “no tengo tiempo de nada” a: “voy a tomar acción”. Con el tiempo que tengo y la situación en la que me encuentre.
Continuar Leyendo...