Una fórmula para no exigirte más de la cuenta

Yo he tenido que auto-aconductarme muchas veces porque empiezo a exigirme demasiado. Me llamo la atención yo misma como una viejita, primero por querer hacer muchas cosas y después cuando digo que tengo que cogerlo con calma, entonces me regaño por auto-criticarme y me digo internamente “ tente paciencia, recuerda que no eres super woman”.
Continuar Leyendo...