¿Cómo alcancé este mes una meta que veía como imposible?

*Este post se lo dedico especialmente a mis clientes, esas clientes ideales que han depositado su confianza en mi. Para que se recuerden siempre que TODO ES POSIBLE*

Hoy termina el mes y quiero reflexionar en base a este pensamiento que encontré en Internet:  “Si el plan no funciona cambia de plan pero no cambies la meta”. Aprovechando para celebrar que en junio cumplí la primera meta financiera “imposible” en mi negocio, que veía como un gran sueño. 

Cuando analizaba cuál era la “estrategia mágica” que me había funcionado para cumplir ese “imposible”, realicé que nada había pasado por acciones inmediatas. Era fruto de mi esfuerzo y de mi trabajo que había sembrado desde hace rato. Durante este tiempo había hecho lo que dice la imagen de este post: Cambié de plan mil veces, pero no de meta.

No te comparto esto por demostrar que soy una “experta”, para que pienses que soy “la mejor coach”. Porque no lo soy ni es lo que quiero transmitir, pero SI para que puedas aprender un poco la “parte interna” del camino del emprendimiento y para que te sirva de aliento si ahora mismo tienes algún obstáculo en la etapa en la que te encuentres; así sea en la fase inicial de tu emprendimiento o buscando tener mejores resultados con tu negocio.

Por eso te dejo otras 12 enseñanzas que me deja este logro el día de hoy:

1. Realicé que como me decían mis mentoras: Hay que  descubrir tu pasión, hacer lo que amas y confiar en el proceso.

Haz lo mejor que puedas en el trabajo pequeño aunque pienses que no tendrá ningún impacto. La productividad y la organización son cruciales para enfocarnos y lograr nuestros objetivos.

2. Aprendí en el proceso a probar cosas nuevas y a hacer algunas acciones a pesar del miedo y según mi criterio sin darle muchas vueltas a las cosas. Siempre con la mantra en mente: “Done is better than perfect”.

3. Me di cuenta una vez más que hay que conocer a fondo a tu cliente ideal, enfocarte en él  y darle tu corazón, olvidándote del resto del mundo.

4. Entendí que es necesario seguir tu intuición y y no copiar a otros (como lo había hecho al inicio y que a todas les pasa).

5. Tienes que ser natural y auténtica. De esa manera, encontrarás tu propia voz. Sé que ser vulnerable, más visible y contar tu historia como es, cuesta mucho. Pero hoy puedo decirte que esto tiene mucho impacto en la vida de los demás.

6. Reforcé mi teoría que el emprendimiento es como un bebé, necesita tiempo de gestación y crecimiento para que luego pueda gatear, después correr, luego saltar… Comienza a dar los pasos que creas necesarios pero tienes que tenerte paciencia.

7. Debes  creer en ti misma, aunque a veces no veas la salida o los resultados que esperabas. Este trabajo de crecimiento personal + espiritual debes hacerlo diario porque te ayudará muchísimo.

8. El celebrar cada avance, aunque sea pequeño te motivará a seguir dando lo mejor de ti cada día.

9. Aunque tengas momentos bajos tienes que levantarte. Es ley, unas cosan funcionan y otras no. En el fracaso sacarás grandes aprendizajes y nuevas estrategias que luego funcionarán. En mi caso aunque cambiaba el plan mil veces la meta era la misma y funcionó.

10. Recuerda que las cosas buenas llegan, pero no en tu tiempo sino en el de Dios. Lo que te toca cada día es trabajar para que eso pase en el momento conveniente, que no lo decides tú.

11. El apoyo de personas que están en la misma etapa que tú e incluso en un nivel más avanzado será clave para cumplir tus metas. El olvidarte de que otros te aplaudan o te feliciten, inclusive los más cercanos es necesario para que nada te detenga. Invertir en ti y en tu crecimiento es la mejor decisión porque te aporta claridad, apoyo, dirección y motivación.

12. Las fechas muy estrictas te generan ansiedad. Yo he cambiado el tema de ponerme fechas muy cerradas para lograr mis objetivos. Si intento lograr la meta en un tiempo establecido, pero si no se da, sigo trabajando para conseguirlo teniéndome paciencia en el proceso.

El entregar a Dios el control de tus resultados, te hará crecer como persona y te permitirá disfrutar lo que haces cada día sin sentir ansiedad porque no has logrado lo que quisiste. Aprender cada lección del camino es algo que transformará tu vida.

Como siempre digo: ¡El emprendimiento es la mejor aventura de tu vida!

Por eso hoy te invito desde el fondo de mi corazón a que si quieres caminar sin tacones, tengas un plan y lo sigas, pero que si no funciona a la primera nunca te rindas y que busques la manera de lograr tu meta. Porque SI LO PUEDES HACER. Solo que debes trabajar enfocada, con mucha pasión, disciplina y confianza de que podrás lograrlo.

Comparte en los comentarios si hay alguna actitud que tu hayas practicado o estás practicando que te haya ayudado a alcanzar tus objetivos.

Un abrazo,

FirmaMariaLorena4

 

 

 

 

PD: Si necesitas una guía para trazar un plan de inicio y trabajar con acciones concretas para lograr tus metas, todavía puedes anotarte a mi curso Plan para Emprender sinTacones  que comienza en julio, quedan pocos cupos: http://goo.gl/dWnCLj


Soy la niña de los ojos de Jesús y María, esposa, mamá, emprendedora y profesional panameña. Estudié Publicidad y Marketing e hice un Máster en Barcelona, en Dirección de Marketing. Además me encanta todo lo que tenga que ver con Creatividad, Arte y el Diseño Gráfico. Tengo más de 10 años de experiencia profesional en la rama de Marketing y en los últimos años he entrado en el mundo digital que me apasiona.

Deja tu comentario

*

Proximo ArticuloVideo ¿Cómo hacer un plan de negocios?