20 Razones por las que decidí Emprender con Propósito

Hace dos semanas empecé un grupo de Facebook que se llama Mamás Emprendiendo con Propósito para todas las que quieren emprender negocios de servicio.  Estoy súper emocionada porque en este corto tiempo ya somos 175 mujeres de todas partes del mundo que tenemos las ganas de tomar acción para cambiar nuestra vida y la de nuestras familias.

Me convenzo cada día más que en el mundo hay muchas mujeres que tienen este sueño en silencio, ya que tienen un trabajo como dicta la sociedad  y no se atreven a gritarlo al mundo y a dar los pasos para arrancar porque es algo fuera de lo común; porque piensan que si trabajan desde casa bajarán su ingresos y no podrán darle a su familia la misma calidad de vida; pero en el fondo de su corazón saben que tienen talentos y dones que deben poner a disposición de otros y quieren tener un trabajo en donde se sientan que aman lo que hacen, vivir su propósito en la vida, tener tiempo para ir a hacer ejercicios a media mañana o en la tarde al salón de belleza y disfrutar más de cerca a sus hijos, a su familia y además generar ingresos que les permitan generar más de lo que que ganan hoy para tener una mejor calidad de vida. La buena noticia es que aunque lo último parezca una locura, es posible, pero solo si tú quieres que esto ocurra.

Te lo digo por experiencia propia. Durante un año estuve diciendo que algún día iba a tener un blog y a empezar mi negocio online, solamente me quedaba leyendo acerca del tema en Internet, surfeando páginas relacionadas en Redes Sociales, viendo vídeos motivacionales pero no movía ni un dedo. Ponía la excusa de que tenía una niña pequeña, un trabajo de 8 a 5, no tenía dinero para invertir y me sentía muy cansada.
Un día me di cuenta que estaba hablando mucho y no estaba haciendo nada, me sentí súper mal y decidí que iba a comprometerme conmigo misma para que ocurriera; porque si seguía lamentándome no podría cambiar nada pero si empezaba a actuar si. Allí empezó la historia de este proyecto, llevo dos años desde que inicié con la inquietud y un año activa; la voy tejiendo en el camino y hoy me siento feliz porque si hubiera seguido hablando y no actuando estaría todavía frustrada.

Muchos dicen que no hay experiencia más transformadora en la vida que la que aprendes en el camino del emprendimiento y es verdad. A veces muchos renuncian cuando están cerca de alcanzar los mayores logros y luego se arrepienten y realmente no hay nada mejor que intentarlo y dar el corazón por lo que realmente amamos hacer.

En este año de Mamá sin Tacones he aprendido muchas lecciones súper importantes, todas las he sacado luego de experimentar momentos buenos y no tan buenos, pero que me han ayudado a fortalecer mi pasión, mi misión por servir a otras mujeres y a seguir luchando por alcanzar y vivir mi sueño!

Te cuento un poco porqué digo esto. A finales del año pasado pasé por un momento difícil porque no había cumplido con mi meta que era renunciar a mi trabajo en ese mes, me decepcioné mucho conmigo misma y me deprimí, hasta se me pasó por la mente colgar los guantes, pero en el fondo sabía que no podía hacerlo porque esta es mi pasión. La pérdida de una amiga súper importante para mi y cercana llegó repentinamente en esos días y me sirvió esta situación tan difícil para darme cuenta que yo no tengo el control del 100% de las cosas y de lo que vivo día a día. Yo hago mi parte y lo demás no está en mis manos, sino en las de Dios.

Me di cuenta que estaba viva y debía seguir luchando, que no podía vivir esperando ser feliz cuando tuviera X o Y meta cumplida. Vi que ya tenía varias metas realizadas de mi Vision Board , gracias a mi dedicación y en lugar de aplaudirme me estaba amargando y reclamando. Por eso decidí empezar a vivir mi HOY, porque al final no sabemos qué día partimos de este mundo. Cuando decidí dejar el drama y retomar el camino surgió la oportunidad inesperada de ingresar al programa de Coaching que esperado por un año y me parecía imposible; así que empecé esta nueva etapa feliz y convencida que los tiempos que no controlamos son perfectos.

Por todo lo que te conté arriba decidí que el 2015 era mi año de la Transformación y realmente desde que me convencí de esto ha empezado el cambio en mi vida y en mi negocio.

Me di cuenta que estaba tratando de llevar toda la carreta con mis fuerzas y había olvidado lo más importante, disfrutar el trayecto porque toda la vida igual estaré en el camino hacia nuevas metas, sueños, proyectos y no puedo vivir mi vida pensando en el mañana, sino en el HOY que estoy viva, por eso dije que iba a recordar siempre el Propósito de mi vida que es Servir y esforzarme cada día por vivir alegre y disfrutar al máximo.

Hice un recuento de los meses vividos en esta montaña rusa emocional de mi mejor aventura que es este proyecto que amo. Me di cuenta que tuve varias fallas en el camino y principalmente por mi actitud, por eso quise aprender de ellas para transformar las dificultades en bendiciones y oportunidades y hoy las comparto contigo. 

Más adelante iré contándote más de mis historias y también iré profundizando en cada punto, pero no lo hago aquí porque nunca terminaría.

Aprendí a Emprender con Propósito porque:

1. Sin pasión no hay acción: si no amara lo que hago de seguro no estaría escribiendo esto hoy.

2. Las metas son necesarias pero no podemos obsesionarnos para cumplirlas: si se necesitan metas, objetivos y revisión de resultados, no se puede ir en la vida ni en un negocio sin rumbo, pero tenemos que ser flexibles.

3. Debemos mantener un balance en nuestra vida: no todo puede ser nuestro proyecto; pero a la vez no podemos poner de excusa la familia u otras situaciones si realmente queremos lograr nuestros objetivos.

4. Aléjate de gente negativa o que no crea en ti: no tenemos que mendigar amor o aceptación, no vale la pena gastar energías en personas así.

5. Necesitas una motivación para dar lo mejor de ti: pon imágenes visibles de tu motivación en todas partes para cuando quieras renunciar sigas adelante.

6. Aunque las cosas se pongan difíciles nunca mires para atrás: si sientes en tu corazón que es por ese camino no puedes dar pasos para atrás. Si sientes que no puedes más descansa y sigue adelante, pero nunca retrocedas.

7. Enfócate en lo que quieres conseguir y no te pierdas en el camino: hay muchas distracciones por todos lados, ten claro cuál es tu objetivo principal y actúa en base a ello.

8. Busca ayuda si la necesitas: recuerda que si otros ya están un paso más adelante que tú podrán ayudarte a cruzar el puente más rápido.

9. No creas que puedes hacerlo todo sola: delega en tu trabajo, con tus hijos, en tu negocio, en todo lo que puedas.

10. Empieza a dar pasos sin sentirte lista: nunca será el momento perfecto, nunca existirán todos los recursos que necesitas para empezar.

11. Trabaja convencida que lograrás lo que quieres y pronto verás como se irán dando las cosas: confía que si tienes un sueño puedes lograrlo, reconoce tus talentos y sal al mundo a demostrar lo que tienes que ofrecer.

12. Persiste a pesar de las dificultades internas y externas: si la cosa se pone color de hormiga, busca lo que te da alegría, pídele a Dios que te de fuerzas y empieza de nuevo.

13. Olvidarse del qué dirán y echar pa´lante: tienes que ser feliz con lo que haces, si a ti te gusta y a tu cliente ideal ¿qué importa lo que piensen los demás?

14. Tu estado emocional, físico y espiritual afecta los resultados de tu negocio: cuando tienes el “moco caído” no solo se refleja en tu apariencia física, también en tu cuenta de banco. Así mismo cuando estás 100% feliz y motivada el cielo se abre y empieza todo a cambiar.

15. A veces hay que decir no:  no somos moneditas de oro, debemos pensar si lo que nos proponen va alineado a nuestro foco  y responder lo que sea mejor para nosotros.

16. Comparte tus talentos con los demás: será tu medicina para continuar, tu talento puede cambiar vidas, creételo.

17. No te averguences de la etapa en la que te encuentras: el solo hecho de dar pequeños pasos tiene un mérito increíble, cada etapa es parte de tu historia y durante el trayecto nacerá la mejor versión de ti.

18. Empieza con lo que tienes y donde estás:  Empieza hoy sin pensarlo más, no hay más nada que decir.

19. Done is better than perfect: tenemos que hacer lo mejor que podamos pero tampoco podemos ser obsesivas en la perfección, porque sino nos estancaremos y no avanzaremos.

20. Actúo por gracia no en la perfección: no me puedo desanimar cuando las cosas no salen como yo esperaba si di lo mejor de mi, actúo y me abandono a la gracias de Dios y acepto que no soy perfecta, que soy humana y me equivoco.

Estos puntos son el  resumen de mi vivencia y las comparto contigo para que veas que si yo he podido superar obstáculos y desarrollar mi vida y el negocio de mis sueños, tu también puedes hacerlo si realmente quieres y si tienes pasión.

Comparte abajo en los comentarios ¿Cuáles de los 20 puntos crees que te está afectando para dar el primer paso?

¿Tu estás lista para Emprender con Propósito? Si necesitas ayuda para iniciar tu viaje estoy aquí para acompañarte en la mejor aventura de tu vida.

Un abrazo,

 

 

FirmaMariaLorena4

 

 

 

 

Ayudo a las mamás emprendedoras hispanas a crear el negocio de servicios desde cero, para que logren la libertad de tiempo y financiera que necesitan para disfrutar al máximo sus vidas y a sus familias.

Si quieres vivir la vida de tus sueños, toma acción hoy.

Maria Lorena Della Togna


Soy la niña de los ojos de Jesús y María, esposa, mamá, emprendedora y profesional panameña. Estudié Publicidad y Marketing e hice un Máster en Barcelona, en Dirección de Marketing. Además me encanta todo lo que tenga que ver con Creatividad, Arte y el Diseño Gráfico. Tengo más de 10 años de experiencia profesional en la rama de Marketing y en los últimos años he entrado en el mundo digital que me apasiona.

Deja tu comentario

*

2 comments

  1. Julieta Arango.com

    Muy profundo e inspirador. Me siento tan identificada, de hecho creo que no podría escoger un punto favorito. Emprender es una mezcla de emociones, a veces arriba y a veces abajo. Con la marcha hay mas positivos que negativos -gracias a Dios- y todo pasa por una razón. Yo creo 100% en comenzar a hacer aunque sea torpe, desordenado o no 100% profesional. Después de todo , así son los comienzos y son pocas las personas que lo recuerdan.

  2. Maria Lorena

    Maria Lorena

    Así es Julieta, como una montaña rusa pero vale la pena la aventura al 100% 🙂
    Me encantó de tu frase de comenzar igualmente, es verdad muchos ni se acordarán y todos empiezan por alguna parte. Un abrazo!

Proximo ArticuloLas excusas te dejan inmóvil para transformar tu vida y tu negocio